Uno de los ejercicios multiarticulares más comunes para los hombros es el remo vertical, un movimiento compuesto que se dirige a las tres cabezas de los deltos con énfasis en las cabezas delantera y media.

Quieres incluir ejercicios multiarticulares en tu rutina para el día de los hombros porque puedes mover más peso y encender más fibras musculares en el camino. Para ello, el remo vertical es una opción fenomenal para el trabajo serio de los deltos. Lo llamamos un ejercicio multiarticular porque al tirar de la barra hacia arriba de tu cuerpo, tanto las articulaciones del codo como las del hombro están realizando la acción. Cuanto más cerca tengas la barra de tu torso, más efectivo (y seguro) será el ejercicio. Intenta mantener los codos por encima de las manos al llegar a la contracción máxima (posición superior).

Haz este cambio

Probablemente el agarre más común que los chicos toman de la barra durante los remos verticales es bastante estrecho. Sin embargo, extender las manos a lo ancho de la barra tiene serios beneficios. Un agarre más amplio reclutará e inervará automáticamente las tres cabezas de los deltos (con énfasis en las cabezas delantera y media) con mayor precisión, intensidad y efectividad.

Para probarlo, ahora mismo intenta subir tus manos de forma estrecha sin barra. Te fijas en dónde están tus codos?

Se están moviendo tanto hacia afuera como hacia adelante. Bien, ahora mueve tus manos hacia afuera como si estuvieras tomando un agarre más amplio. ¿Notas dónde van tus codos? Salen hacia tus lados, permitiendo un mejor reclutamiento del delto medio, la cabeza del delto más responsable del V-taper. Además, al ampliar el agarre de la barra, se alivia la tensión en la articulación del hombro, liberando los rotadores para ayudar a los músculos más grandes del delta. Por último, aunque no sientas la tensión, al aumentar el peso durante los remos verticales, un agarre estrecho tiene más posibilidades de causar problemas de pinzamiento.

Obtén los beneficios de ambos

Ambas versiones tienen sus puntos positivos, así que asegúrate de probar ambas. Cuando se utiliza un peso ligero, se puede seguir con el agarre estrecho. De hecho, el agarre estrecho realmente recluta más trampas en cada repetición, por lo que esta versión sirve como un excelente calentamiento para toda la cintura escapular. Recuerde, sin embargo, que a medida que aumente el peso, mueva las manos hacia afuera para proteger las articulaciones de los hombros y para reclutar y utilizar más fibras musculares.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.